Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

Peter Lynch y sus 6 categorías de empresas

Peter Lynch y sus 6 categorías de empresas
Lynch dijo: “Clasificar las acciones por categorías es el primer paso para desarrollar la historia”.

Peter Lynch desarrolló un sistema de inversión muy peculiar. Gracias a su ejemplo y a sus libros, puedes distinguir algunos aspectos importantes dentro de dicho sistema. Consiguió tener uno de los mejores resultados en bolsa gracias a una serie de pautas que siguió a lo largo de su carrera, como gestor del fondo Fidelity Magallan. Voy a explicar su sistema de inversión y la forma en que categorizó las empresas. ¿Empezamos? +
| Publicado: 11/abr/2016 | Actualizado: xx/xxx/xxxx
Sistema de Inversión:

Su sistema de inversión puede desglosarse en 4 puntos básicos.

Selección de acciones una a una: Peter Lynch realizaba un proceso de selección de acciones bottom-up, esto es, analizar las empresas una a una. Para él no existía una fórmula o screener que le ayudase a conseguir buenas empresas con futuros prometedores. La búsqueda de esas oportunidades se basaba en la su propia experiencia como inversor, y gracias a su constancia en el análisis. Según Lynch, muchas veces un inversor puede encontrar ideas de inversión, simplemente debido a sus hobbies, su trabajo, su actividad empresarial, los productos que consume, etc. Toda esa experiencia es de vital importancia para “clasificar las acciones por categorías” ya que ese paso, “es el primer paso para desarrollar la historia” de la empresa.

Familiarización: Después de seleccionar una acción, uno debe de familiarizarse con la empresa para formar expectativas realistas.

Conocimiento: El siguiente punto consiste en conocer cómo la empresa pretende aumentar sus beneficios, y si se han cumplido las expectativas de los planes pasados, además de conocer los planes futuros. Ese incremento de beneficios puede ser debido a la reducción de costes, aumento de precios, expansión de ventas, etc.

Categorización de las empresas: Consiste en clasificar la empresa en dos grupos de categorías. De esa forma, se conocerá la empresa, para así establecer expectativas futuras más realistas.

➜ Categoría principal: esta categorización responde a la pregunta, ¿es una gran empresa? o ¿es una pequeña empresa?. Dependiendo del tamaño de la empresa, se puede esperar que tenga mayor hueco para crecer o no. Peter Lynch dijo que los inversores no pueden tener una gran expectativa de crecimiento de una gran empresa que la que puedan tener de una pequeña empresa.

➜ Categoría secundaria: esta categorización responde a la pregunta, ¿qué tipo de empresa es actualmente? Las posibles respuestas son 6 tipos de empresa que Peter Lynch definió y describió: empresa lenta, empresa estable, empresa rápida, empresa cíclica, empresa recuperable y empresa de activos.

Categorías de Empresas:

Peter Lynch explicó las empresas que existen en los mercados de acciones, clasificándolas en 6 categorías. Paso a definir y describir cada tipo de empresa, según Lynch lo expuso en su enseñanzas.

Empresas de Crecimiento Lento: en inglés Slow-Growers. Son empresas muy antiguas o longevas y muy grandes. Solo se espera que sus beneficios crezcan al ritmo de la economía. Fueron, en el pasado, empresas de crecimiento rápido. Pero, debido a la saturación en el mercado o por la pérdida de importancia industrial del sector al que pertenecen, se fueron transformando en crecimiento lento. Son empresas que ofrecen productos o servicios que se diferencian en muy poco con respecto a sus competidores. Su cotización y su BPA aumenta de forma leve y muy poco a poco. Pagan dividendos de forma regular y muy altos, ya que los directivos no saben qué hacer con sus ganancias retenidas, debido a las pocas oportunidades que tienen de reinvertir en proyectos rentables. Nunca una lenta pasará a formar parte nuevamente de una rápida. Peter Lynch no quiere invertir en esas empresas.

Empresas de Crecimiento Estable: en inglés Stalwarts. Son empresas grandes que todavía tienen margen para el crecimiento. Se espera que sus beneficios crezcan a un 10%-12% anual. Más rápidas que las de crecimiento lento, pero su cotización se mueve lentamente hacia arriba. Son una buena protección contra recesiones, ya que son empresas cuyos negocios suelen ofrecer productos o servicios que son poco influenciados por las expectativas de los consumidores. Al comprarse a un buen precio, se puede sacar un 30%-50% de rentabilidad en 1 ó 2 años. Se suele tardar muchísimos años en duplicar su cotización. Según Lynch, el riesgo de poseer esta clase de acciones es mayor que la ganancia de ello.

Empresas de Crecimiento Rápido: en inglés Fast-Growers. Son empresas jóvenes y pequeñas. Se espera que sus beneficios crezcan a un 20%-25% anual. Se pueden encontrar en cualquier tipo de industria, tanto en industrias de crecimiento como en industrias sin crecimiento. Son empresas que están creciendo rápidamente y que además, tienen suficiente espacio para seguir creciendo su negocio. El riesgo de tener estas empresas es que al igual que pueden crecer rápidamente, también pueden salir igual de rápido de esta categoría y pasar a ser empresas de crecimiento lento o estable, o ser empresas, cíclicas o recuperables. Además, tal vez estas empresas crezcan tan rápido que se queden sin espacio para crecer adicionalmente. Esto influenciaría en el precio de la acción de forma muy negativa. Comprar estas empresas a un buen precio en relación a su crecimiento puede ser vital, para hacer crecer la inversión al doble o triple en pocos años. Pero, la pregunta que todo inversor se debería hacer es, ¿Cuándo dejarán de crecer y cuánto dinero pagar por ese crecimiento?. Son las empresas favoritas de Peter Lynch.

Empresas de Crecimiento Cíclico: en inglés Cyclicals. Son empresas cuyas ventas y beneficios se mueven según el ciclo económico. Caen durante épocas de crisis, depresión y recesión y crecen en épocas de auge. Según Lynch, el inversor inexperto pueden llegar a confundir estas empresas, con las estables. Son empresas cuyos productos o servicios están muy sujetos al nivel de renta y a las expectativas de los consumidores, con respecto a la economía en general. Sus cotizaciones se mueven de forma más brusca que las cotizaciones del resto de categorías. En el final del ciclo económico pueden caer un 50% ó 60%, pero que desde ese momento, hasta el fin del siguiente ciclo, la cotización de este tipo de empresas, pueden crecer de manera muy abultada. El momento de vender dichas empresas es cuando se está, cerca del final de ciclo económico. Las acciones de una empresa cíclica suelen ganar más y perder más que el resto de categorías. Todo depende del momento de compra y de venta. Se debe conocer cuándo el negocio se está ralentizando y entrando en declive y cuándo el negocio se está acelerando y entrando en auge para saber cuándo se debe comprar-vender. Es fundamental. Si se compra en el momento indicado, se puede conseguir enormes revalorizaciones al “son” del ciclo económico.

Empresas Recuperables: en inglés Turnarounds. Son empresas que han pasado por momentos complicados, pero que ahora se encuentran bien. Son empresas muy maltratadas por el sentimiento inversor. Empresas que suelen estar a punto de ir a la quiebra. Pueden tener un crecimiento nulo y que caen en desgracia de tal forma que, su cotización se desploma, independientemente del sentimiento del mercado generalizado. Pero tal como se desploma, puede resurgir rápidamente. Por ello, esas alzas obedecen muy poco al ciclo económico. No son cíclicas que se recuperan con la economía. En una recuperable, se necesita cambios profundos en la propia empresa. Si esos cambios se dan, estas empresas pueden subir drásticamente sus cotizaciones y recuperarse en poco tiempo. Sus movimientos al alza o a la baja, no son fruto de una situación económica global. Es su propio negocio, que hace que suban o bajen.

➜ Tipos de casos de recuperables:

✔ Reestructuración para maximizar el valor para el accionista (vender o deshacerse de unidades poco o nada rentables);

✔ Empresas que dependen de préstamos o fianzas concedidos por el Estado para sobrevivir en un primer momento;

✔ Empresas envueltas en noticias desagradables que se magnifican, multiplicando así su efecto negativo;

✔ Filiales calificadas como la perfecta acción, pero están dentro de una matriz mal gestionada.

Las cíclicas con serios problemas (bajas ventas, alta deuda…) suelen hundirse (en épocas de recesión), para posteriormente emerger (en épocas favorables) como recuperables y finalmente asentarse de nuevo como una cíclica.

Las de crecimiento rápido, que no saben continuar con su éxito y pierden el favor del público, caen poco a poco en la categoría de recuperables o en la categoría de activos ocultos.

Empresas de Juego de Activos: en inglés Asset Opportunities: Son empresas que disponen de activos “ocultos” o que están mal valorados. Ejemplos de empresas con activos “ocultos” son: las que tienen gran cantidad de dinero en efectivo, inmuebles, terrenos, o propiedades mal valoradas, puentes de peaje mal valorados, yacimientos petrolíferos, patentes, monopolios caídos en desgracia gracias a su base de clientes o su estructura, e incluso las empresas con pérdidas pueden contar con activos ocultos (compensación fiscal por causa de las pérdidas incurridas en el pasado). Todos estos factores suelen pasar desapercibidos delante de los ojos del mercado. Con el tiempo, esas ineficiencias suelen corregirse dando como resultado, un aumento en el precio de cotización. Las industrias que suelen tener este tipo de empresas son las de metales, petróleo, televisión, farmacias, etc. Peter Lynch dice que descubrir ese tipo de activos es muy complicado para el inversor particular, ya que requiere un alto grado de conocimiento de la industria y de la empresa.

¿Una empresa puede pasar por todas las categorías?:

Peter Lynch puso el ejemplo de Disney: “… hace años tuvo la vitalidad de una de crecimiento rápido, lo que le dio el tamaño y la fuerza de una sólida, y siguió un periodo en el que todas sus propiedades, inmuebles, viejas películas y dibujos animados eran significativos. Luego, a mediados de los ochenta, cuando Disney tuvo una mala racha, la acción pasó a la categoría de recuperable”. Con Mcdonald´s dijo: “fue una rápida clásica, pero a causa de sus locales, podría en el futuro jugar la gran baza de la propiedad inmobiliaria”.

Conclusiones finales:

Muchísimas gracias por leerme, y si quieres podrías demostrar que aprecias mi esfuerzo, compartiendo el artículo con tus amistades y contactos de email, Facebook, Twitter, etc. Y no olvides seguirme en mis redes sociales o Inscribirte vía email al Feed (lista de correo electrónico), para no perderte ninguna nueva publicación.

Antes de hacer cualquier ratio o valoración, es necesario clasificar la empresa, dentro de una de estas 6 categorías. Por medio de un Checklist, se puede llegar a saber con qué tipo de empresa estamos tratando. No hacer esto, es como invertir a ciegas. Peter Lynch, nos ha dicho cómo lo hacía, pero eso no quiere decir que sea la manera que debemos de seguir nosotros. Aprender para adaptar.

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Se te ocurre algún otro tipo de categoría que Peter Lynch no trató?.

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo.

Ánimo a todos y ¡esperanza!

AnalistoADS

Otros artículos relacionados con este post, elegidos por mí y que te pueden ser útiles:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...