Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

Las Ventajas Competitivas de las empresas de éxito

Las Ventajas Competitivas de las empresas de éxito

Las ventajas competitivas como fuente de beneficios extraordinarios son la clave para el éxito del inversor. A largo plazo, las ventajas competitivas protegen los beneficios empresariales contra posibles competidores. Vamos a ello, ¿empezamos? +
| Publicado: 17/abr/2016 | Actualizado: xx/xxx/xxxx
Introducción:

Los dos propósitos fundamentales que tienen las empresas son: vender más y crear valor a largo plazo para sus propietarios. Todo ello para contribuir a un desarrollo del bienestar social.

Las empresas son creadas gracias al dinero que aportan sus propios propietarios. Los propietarios buscan con esas aportaciones, conseguir la mayor rentabilidad posible.

Cuando una empresa tiene éxito, en un primer momento, nuevos inversores la ven como una buena oportunidad de inversión. Entonces, crean nuevas empresas en la industria en la que se encuentra esa empresa de éxito, e intentan replicarla. Esas nuevas empresas que entran en la industria, hacen que la competencia aumente. Y a su vez, la nueva competencia hace que, poco a poco se deteriore la rentabilidad y los beneficios en la industria.

Para evitar que los nuevos competidores deterioren las rentabilidades de las primeras empresas establecidas en la industria y conseguir valor a largo plazo, es necesario que las empresas cuenten con ventajas competitivas que las protejan de la competencia, además de defensas necesarias para no ver erosionado esas ventajas competitivas. En este artículo se verá qué son las ventajas competitivas, cómo pueden llegar a ser duraderas y cómo proteger esas ventajas del ataque de otras empresas.
Conceptos como economías de escala, aprendizaje acumulado, sinergias comerciales y tecnológicas, patentes, ubicaciones, factores productivos, acceso a clientes, etc son  imprescindibles su entendimiento para analizar el éxito de las empresas.

NOTA: En general, el concepto de ventaja competitiva, es estudiado desde dos puntos de vista diferentes: por el lado macroeconómico, en donde se estudian las ventajas que tienen unos países respecto a otros y por el lado microeconómico, en donde se estudian las ventajas que tienen unas empresas respecto a otras. Se estudian a los países y empresas para definir que les hace especiales, en comparación con sus competidores. Además, con esos estudios se pretende explicar la estrategia que han seguido los países o empresas de éxito.

Ventajas Competitivas:

Michael Porter en su libro “Creación y sostenimiento de un desempeño superior” publicado en 1985 definió Ventaja Competitiva como, el valor que una empresa es capaz de crear para sus clientes, en forma de precios menores que los de sus competidores, a cambio de beneficios equivalentes, o con la realización de productos diferenciados a cambio de ingresos que superan a los costes de realizar esos productos.

Cuando una empresa tiene un crecimiento de ventas o de beneficios superiores a la media, se dice que tiene una ventaja competitiva sobre sus rivales. Una ventaja competitiva permite a las empresas crear un valor superior a sus clientes, satisfacer sus necesidades y por tanto, captar ese valor de sus clientes por medio de ventas, beneficios, etc.

Que una empresa tenga una ventaja competitiva significa que su rentabilidad a largo plazo y su posicionamiento dentro de su industria es mayor, al de la media de sus competidores.

Una ventaja competitiva hace que el valor de la empresa crezca día a día.

Michael Porter, autor también de libros relacionados con estrategias empresariales y sobre temas de las ventajas competitivas, dijo que el valor de un producto es lo que los compradores están dispuestos a pagar, y el valor superior de un producto se debe a que, las empresas ofrecen precios más bajos que los competidores por beneficios equivalentes o que proporcionan beneficios únicos a sus clientes, que compensan las subidas de precios.

Los objetivos de las empresas son su rentabilidad (valor creado sea mayor a los costes de crear ese valor) y crear valor superior a los compradores de sus productos y servicios, los llamados clientes o consumidores.

Aunque es difícil de medir, existe una relación entre valor y coste, que es crucial para descubrir la ventaja competitiva de la empresa.

Una ventaja competitiva es una actuación o característica que hace que la empresa no pueda ser igualada por el resto de las empresas de su industria.

Ventajas Competitivas Duraderas:

Porter dijo que para obtener a largo plazo una rentabilidad superior a la media, una posición superior dentro de su industria, y unas ventas y beneficios crecientes a largo plazo, es necesario que la ventaja competitiva desarrollada por la empresa, llegue a ser duradera y sostenible en el tiempo. Si la ventaja competitiva no es sostenible, significa que la empresa gozaría de una tendencia temporalmente creciente, gracias al aprovechamiento de una situación coyuntural favorable (situación ajena al control de la empresa); pero, con el paso del tiempo iría desapareciendo esa inercia con el inicio de un ciclo económico negativo, o debido a la entrada de nuevos competidores en el mercado. Una ventaja competitiva es duradera si la empresa es capaz de lograr un liderazgo constante, en costes o en diferenciación. Si la empresa no tiene esa capacidad, con el paso del tiempo sus rivales o competidores podrán copiarla.

Tipos básicos de Ventajas Competitivas:

Porter habló de tres tipos básicos de ventajas competitivas: el liderazgo en costes, la diferenciación de productos y el enfoque en esos dos conceptos.

Liderazgo en costes: una empresa es líder en costes, cuando se convierte en el productor de más bajo coste dentro de su propia industria.

Diferenciación: consiste en que los clientes perciban como único y exclusivo, un producto o servicio para que se pueda justificar el pago de un precio mayor, en relación a productos similares ofrecidos por la competencia. De esa forma, una empresa con una ventaja competitiva de diferenciación, se convierte en líder en diferenciación.

Enfoque: una empresa elige seguir una estrategia de enfoque cuando se especializa en satisfacer a un segmento o a un grupo en el mercado. No es seleccionar qué atributos se quieren para su producto o servicio, sino explotar un nicho de mercado. Cuando la empresa haya elegido ese nicho, adaptará su estrategia específicamente, para satisfacer las necesidades de ese grupo de clientes en particular. La empresa que se enfoca, busca una ventaja competitiva en su propio segmento, no siendo necesario poseer una ventaja absoluta en la totalidad del mercado. A partir de ahí, se centra en costes (segmentación con enfoque en costes bajos) o en diferenciación (segmentación enfocada en un nicho).

Otros tipos de Ventajas Competitivas:

Porter explicó que la tecnología, la innovación y la estructura organizativa son otros factores que afectan al desarrollo y mantenimiento de las ventajas competitivas.

Conclusiones finales:

Muchísimas gracias por leerme, y si quieres podrías demostrar que aprecias mi esfuerzo, compartiendo el artículo con tus amistades y contactos de email, Facebook, Twitter, etc. Y no olvides seguirme en mis redes sociales o Inscribirte al Feed (lista de correo), para no perderte ninguna nueva publicación.

¡Regálame un “tweet” o un “me gusta”!

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Crees que un ventaja competitiva puede mantenerse para siempre?

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo.

Ánimo a todos y ¡esperanza!

AnalistoADS

Otros artículos relacionados con este post, elegidos por mí y que te pueden ser útiles:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...