Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

Método de Valoración para empresas Cíclicas y Recuperables: conceptos y cálculo numérico

Método de Valoración para empresas Cíclicas y Recuperables: conceptos y cálculo numérico

La finalidad con que escribió en el blog es dar a conocer mi punto de vista sobre la bolsa y el análisis de empresas cotizadas. Sabéis que todo lo que escribo en el Blog es aplicable por cualquier inversor: formarse de forma psicológica y cuantitativa es fundamental. Conocerte a ti mismo y conocer las empresas es muy necesario para sacar conclusiones. Además, conocer el punto de vista de los grandes inversores de la historia es muy útil para saber sus tácticas y técnicas a la hora de invertir. Por ello, siempre escribo sobre algunas de las enseñanzas que los grandes inversores de la historia, o como yo les llamo las Leyendas de la inversión, han enseñado. Además, he escrito algunos artículos relacionados con ratios y las técnicas necesarias para evaluar una empresa de forma cuantitativa. Pero de lo que no he escrito hasta ahora ha sido, sobre alguna forma para llegar a una valoración cuantitativa de un negocio cotizado o lo que yo llamo, establecer un “Valor Intrínseco Conservador”.

Hoy voy a escribir sobre una de las formas que existen para encontrar el VIC de un negocio. Este método, personalmente solo lo uso para empresas cíclicas o recuperables, por tanto: primero es necesario calificar qué tipo de empresa estamos analizando, si es cíclica o recuperable y luego aplicar el método de valoración. ¿Empezamos? +
| Publicado: 23/dic/2015 | Actualizado: xx/xxx/xxxx
¿Qué son el empresas cíclicas y empresas recuperables?:

Peter Lynch clasificaba todas sus inversiones es una de estas 6 categorías. En su libro “Un paso por delante de Wall Street las definió de esta forma:

-Slow Growers: son las llamadas empresas de “crecimiento lento”.
-Stalwarts***: son las llamadas empresas “estables o sólidas”.
-Fast Growers: son las llamadas empresas de “crecimiento rápido”.
-Cyclicals: son las llamadas empresas “cíclicas”.
-Turnarounds: son las llamadas empresas “recuperables”.
-Asset opportunities: son las llamadas empresas de “juego de activos”.

Voy a centrarme en explicar la categoría Cyclical y la categoría Turnarounds. En un posterior artículo explicaré el resto.

Empresas Cíclicas:

Cyclicals: son las llamadas empresas “cíclicas”. Sus ventas y beneficios oscilan con una mayor profundidad, tanto al alza como a la baja, siguiendo a la par al ciclo económico. Caerán de forma muy abultada durante épocas de crisis, recesión y depresión, y crecerán de forma abultada en épocas de expansión (recuperación, prosperidad). El precio de cotización bursátil de este tipo de empresas es muy volátil, siguiendo casi a la perfección el movimiento económico mundial. Estos movimientos tan salvajes en ventas y beneficios dependen de la evolución de la economía (precios de materias primas, empleo vs desempleo, crecimiento mundial, etc) y se debe a las reacciones desmesuradas producidas en el hábito comprador de los consumidores o clientes. Según su escala de necesidades, los consumidores tenderán a consumir más o menos de un produzco, de acuerdo con la situación económica que vivan y que les rodea. Existen diferentes tipos de empresas cíclicas, dependiendo de los tipos de productos que se vendan y la relación que exista entre Consumidor VS Producto. Para explicar cada tipo de empresa cíclica voy a distinguir los diferentes tipos de productos que existen y luego los relacionaré con las empresas cíclicas y el comportamiento del consumidor.

Tipos de productos: productos normales (1), productos sustitutivos (2), productos de lujo (3), productos inferiores (4) y productos muy influenciados por el precio de las materias primas (5).

Por tanto, en microeconomía se habla de productos o bienes normales, inferiores, de primera necesidad y de lujo. Cada tipo de bien provoca una reacción en la actitud del cliente respecto a la compra (momento de la compra de producto). Se definen como:

1-Bienes Normales: cuando aumenta el salario del consumidor, dicho consumidor comprará más cantidad de ese producto. Cuando disminuye el salario del consumidor, dicho consumidor tenderá a consumir o comprar menos de ese bien. Cuanto más dinero se gane, más se comprará. Ejemplos de bienes Normales son la ropa, comida, ocio cotidiano, etc.

En relación con la empresas de bienes normales: cuando la economía está en época de recesión o depresión, las empresas primero suelen recortar gastos en publicidad, en I+D y posteriormente suelen despedirse a los empleados. Cuando los despidos se generalizan, el nivel de renta o nivel de salario del consumidor, baja en su conjunto. Esto tiene un efecto en la capacidad de compra de los trabajadores-clientes, ya que se encuentran desempleados: al no tener empleo, consumirán menos. Gastarán menos que antes de quedarse sin empleo. Por tanto, al consumirse menos, las empresas venderán menos y por tanto los beneficios serán menores, provocando un efecto bola de nieve que se retroalimenta: más despidos-menos consumo-menos ventas-más despidos. Con ello el precio de cotización de las acciones de empresas que venden productos denominados “Normales”, suelen seguir la dirección de la economía mundial.

2-Bienes Sustitutivos: cuando el precio de un bien “x” es mayor al precio del bien “y”, se tenderá a comprar más del bien “y” que del bien “x”. Ejemplos de bienes Sustitutivos se establecen eligiendo pares de productos similares pero con precios distintos como CocaCola-Pepsi, Mantequilla-Margarina, Producto con Marca-Producto sin Marca, gamas de automóviles, etc.

En relación con la empresas de bienes sustitutivos: si un cliente encuentra que el producto “y” es más barato y hace la misma función que el producto “x”, se tenderá a comprar el producto “y” que será el sustituto del producto “x”. Por tanto, al comprar menos del “x”, debido a que el producto “y” es mejor y tiene menor precio, la empresa que vende el producto “x”, verá como sus ventas y beneficios disminuirán drásticamente.

3-Bienes de Lujo: cuando aumenta el salario del consumidor, el consumo de esos bienes aumenta en mayor proporción al aumento del salario. Ejemplos de bienes de Lujo son las joyas, coches de gama alta, casas, ocio de alto precio, etc.

En relación con la empresas del lujo: de nuevo, en una economía mundial en recesión o depresión los despidos aumentarán; las facilidades que daban los bancos para prestar dinero al consumidor de a pie, desaparecerán y con ello su capacidad para comprar productos o disfrutar de servicios que solo podían acceder mediante la obtención de préstamos o créditos. Los clientes que se permitían, bienes de lujo antes de la recesión y depresión, ahora con una situación mundial recesiva no podrán permitírselos. Las empresas que venden lujo ven como sus ventas y beneficios caerán de forma muy acentuada debido a la situación en esas épocas de recesión y depresión. Con ello el precio de cotización de las acciones de empresas de lujo, suelen caer de forma muy abultada en épocas de crisis.

4-Bienes Inferiores: cuando aumenta el salario del consumidor, el consumidor comprará menos cantidad. Ejemplos de bienes Inferiores son comida rápida, ropa barata, etc.

En relación con la empresas de bienes inferiores: por el contrario, si la economía mundial está en época expansiva, venden más, contratan más, aumentan los salarios de los trabajadores, entonces el trabajador, que a la postre es el consumidor y cliente de las empresas, tenderá a cambiar sus hábitos de consumo a favor de otros productos o servicios de mayor calidad, aparentemente y por tanto de mayor precio. Con ello el precio de cotización de las acciones de las empresas de bienes “Inferiores”, suelen caer de forma muy abultada cuando la economía mundial está en expansión.

5-Bienes muy influenciados por el Precio de las Materias Primas: esto es, cuando el aumento en el precio de los materiales con que se hacen los productos, no puede ser trasladado completamente al precio de venta final. Por ejemplo, son los productos relacionados con las materias primas o más específicamente, con los sectores del acero, aerolíneas, químicas, etc.

***Por simple curiosidad, ya que explicaré en otro artículo más sobre esta categoría de empresa, en Microeconomía existe otra clase de bienes, los llamados Bienes de Primera Necesidad: cuando aumenta el salario del consumidor, el consumo de esos bienes aumenta en menor proporción. Estos bienes corresponden a la categoría que Peter Lynch denominó Empresas Stalwarts o Sólidas. Ejemplos de bienes de primera necesidad son todo producto que sea necesario para cubrir las necesidades básicas del cliente. Pero, lo que es una necesidad básica para uno, puede no serlo para el otro.

Empresas Recuperables:

Turnarounds: son las llamadas empresas “recuperables”. Empresas que están pasando por momentos complicados, no gozan del favor de los consumidores o están en situaciones de posible quiebra, pero que en el futuro se espera que se recuperen. Son empresas “heridas” que intentan resurgir. No son como las cíclicas que se recuperan con la economía. Estas empresas dependen de la propia evolución de su propio negocio. Suelen ser de crecimiento nulo que caen en desgracia, de tal forma que su cotización se desploma, independientemente del sentimiento del mercado generalizado. Pero tal como se desploman, puede subir rápidamente si los dirigentes de la empresa toman las medidas necesarias de forma rápida. Pueden desplomarse llegando a casi 0€, para posteriormente, si se están tomando las medidas oportunas, crecerán más allá del precio máximo que se marcó con anterioridad al desplome. Son empresas que deben ser guiadas por los directivos para realizar cambios profundos, de reestructuración, reinvención, de cambio empresarial o de modelo productivo. Con independencia de la situación macroeconómica global, es la evolución del propio negocio el que hace que suban o bajen las ventas. Ejemplos de empresas Turnarounds: Apple, Corning, IBM, Zinkia, Fiat, American Express, Inmobiliarias, instituciones financieras, etc.

Al igual que en las Empresas Cíclicas, las Empresas Recuperables pueden ser de distintos tipos, los cuales son:

1-Reestructuración para maximizar el valor para el accionistas: es un tipo de empresa recuperable que debe vender o deshacerse de unidades poco o nada rentables, para volver a los beneficios.

2-Dependientes de préstamos o fianzas concedidas por el Estado: es un tipo de empresa recuperable que ha recibido ayudas de los Gobiernos para sobrevivir en un primer momento. A partir de ese momento, y solo con la ayuda de los Estados, la empresa podrá recuperarse poco a poco.

3-Envueltas en noticias desagradables: es un tipo de empresa recuperable que se ve salpicada por noticias negativas, ajenas a la empresa y que por tanto, no afectan a la capacidad de generación de beneficio futuro. Son noticias que se magnifican multiplicándose su efecto negativo y dañino.

4-Filiales dentro de una mala matriz: es un tipo de empresa recuperable que es una filial calificada como la perfecta acción, pero que está dentro de una matriz mal gestionada.

¿Cuál es el momento para comprar empresas cíclicas y empresas recuperables?:

Sencillamente, cuando las ventas y los márgenes sobre ventas sean nulos o negativos y empiece a suceder los primeros síntomas de que la economía global empieza a recuperarse. Pero para triunfar en este tipo de inversiones, uno debe de buscar las empresas con menos deuda financiera posible.

¿Cómo valorar las empresas cíclicas y las empresas recuperables?:

Una vez identificada que tipo de empresa tenemos entre manos: si es una empresa “normal” o una empresa “cíclica o recuperable”, elegimos un método de valoración. Y si es que estamos ante una empresa cíclica o recuperable aplicaremos el método que te propongo a continuación.

Es un método sencillo que proporciona una mirada rápida del “posible” potencial de revalorización, si es que la empresa que se esté analizando, cumple una serie de condicionantes:



En este modelo de valoración, lo que se busca es comparar como fue el desarrollo de la empresa a lo largo de un periodo de  tiempo determinado, e intentar extrapolar esos resultados a un año futuro, tomando como referencia los márgenes sobre beneficios.

Mira la tabla de arriba. En ella puedes ver el desarrollo de una serie de magnitudes a lo largo de 10 años. El precio, nº acciones, el PER, ventas y sus costes, además el beneficio neto de esas ventas. Por últimos tenemos 3 márgenes: sobre costes variables, sobre costes fijos y sobre el beneficio neto.

La idea es, ver a lo largo de un ciclo económico (en este caso 2004-2014) la situación que llegó a tener la empresa en el punto más alto para extrapolarla a 10 años vista. En este caso, para esta empresa, 2006 fue su mejor año, tanto en ventas con 934 mill. de euros, como en margen neto con un 31.01%. Además, según el comportamiento de la emisión-recompra de acciones, la empresa podría llegar a tener en el año 2024 un total de 241.42 mill. de acciones en circulación. Este dato es importante ya que para llegar al Valor Objetivo o VIC por acción, el valor total deberá ser dividido entre el número de acciones hipotéticas para 2024. Entonces, si presuponemos que la empresa en 2024 cotice a un PER 15x, sea capaz de ganar 290 mill. de euros, y pueda generar un margen neto del 31.01% con unas ventas de 934 mill. de euros (punto más alto de su ciclo 2004-2014), se llegaría a un Precio Objetivo de 17.99 euros acción. Hoy cotiza a 9.87 euros, por tanto la empresa se encuentra con un descuento del 80%.

Reflexionando sobre el tema:

Para determinar un valor objetivo, precio objetivo o valor intrínseco conservador de una empresa, se debe primeramente conocer la empresa, para poder determinar qué tipo es, según la clasificación que Peter Lynch comentó en su libro, y que he explicado más arriba. De esa forma, se podrá usar un método de valoración u otro. No es lo mismo valorar una empresa de crecimiento, que una empresa cuyo valor se encuentra en sus activos fijos. No es lo mismo valorar una empresa sólida, que una empresa recuperable. Por ello, cuando demos con el tipo de empresa, si es una empresa cíclica o recuperable podremos usar este método rápido que he propuesto para sacar un valor objetivo. Proyectar los resultados conseguidos en el ciclo económico anterior, a un periodo vista a 10 años. De esa forma se podrá llegar a saber si una empresa cotiza con descuento o no. Lo difícil es saber si, el mejor año que tuvo la empresa en su ciclo económico anterior, podrá repetirse en alguno de los 10 años siguientes. Todo depende de nuestro optimismo al elegir los datos.

Conclusiones finales:

Métodos de valoración hay a patadas. Incluso un mono” podría ganar en bolsa si elige al azar una empresa y resulta ser una empresa con ventas crecientes. Lo importante es conocer que hay detrás de la empresa, la valoración para sacar un precios objetivo, me atrevería a decir, es algo secundario que se hace en última instancia.

Muchísimas gracias por leerme, y si quieres podrías demostrar que aprecias mi esfuerzo, compartiendo el artículo con tus amistades y contactos de email, Facebook, Twitter, etc.

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Con qué tipo de empresas se puede llegar a ganar más dinero en la bolsa?

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo

Ánimo a todos y como siempre digo: “¡piensa de manera independiente!”.

AnalistoADS

Otros artículos relacionados con este post, elegidos por mí y que te pueden ser útiles:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...