Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

Peter Lynch: relacionando el Precio, Crecimiento y el PER de una empresa

Peter Lynch: relacionando el Precio, Crecimiento y el PER de una empresa

Peter Lynch fue un inversor tremendamente exitoso. Además, nunca tuvo problema en explicar su método de inversión, ¡al contrario!, el disfrutaba cuando explicaba los pormenores de su método de inversión. Escribió varios libros detallando su sistema de inversión. Lecturas amenas y muy didácticas que hoy en día podemos tener entre nuestras manos. No, no, él fue un exitoso inversor que escribió libros por simple hobby, para dar a conocer sus métodos. Él no necesitaba vender libros para poder vivir, ya que ganó ingentes cantidades de dinero capitaneando su fondo Fidelity Magellan.

Con esta pequeña introducción y en esta oportunidad quiero explicar la relación que estableció Peter Lynch entre los precios de cotización de las acciones, el PER y el crecimiento en los beneficios. Primero algunos conceptos básicos: +
| Publicado: 02/nov/2015 | Actualizado: xx/xxx/xxxx
¿Qué es el Precio de una acción?

El precio de cotización de una empresa muestra la cantidad de dinero que necesitaría un inversor comprador para hacerse con una acción de una empresa, o la cantidad de dinero que conseguiría un inversor que vendiera su acción de una empresa. ¿Qué es acción? Una acción o stock en inglés, es la unidad de medida en que se divide el capital social de una sociedad. Por ejemplo, ABC, SA cotiza en bolsa a un precio de 10 euros. El capital social de la empresa está dividido en 100 acciones. Por tanto, el valor total de la empresa será de 1000 euros (100 acciones x 10 euros/acción). La bolsa da un precio de cotización total o precio de mercado de 1000 euros a esa empresa. Si se compra 1 acción de ABC, SA se poseerá el 1% de la empresa. La bolsa consiste en comprar y vender con el objetivo de sacar beneficios, por medio de la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta.

Alguna que otra leyenda, ha dejado entre ver que, lo que hay que hacer para tener éxito en el mercado de valores es comprar cuando la cotización es baja y vender cuando está alta, sin preocuparse de ratios o indicadores. Simplemente mirando de manera “bruta”, un periodo de años de cotización y sacando una conclusión del tipo: según está cotizando la empresa ahora y a la luz de cotizaciones pasadas, pienso que está barata (o cara), por tanto compro (o vendo), ¿interesante, no?.

¿Qué es el PER de una acción?

En el mundo de la inversión en acciones cotizadas, se le suele dar mucha importancia al PER. El PER (Price-to-earnings ratio) es una relación entre el precio que tiene una empresa y los beneficios que genera. Se calcula dividiendo el Precio por acción entre los Beneficios por acción. Da como resultado un valor en unidades del tipo PER: 14x. Establecer una relación numérica y por tanto cuantificable hace que, los inversores puedan saber si está cara, barata o justamente valorada una empresa.

Suele estar presente en todos los periódicos digitales e incluso, tal vez si un portal de finanzas que ofrece cotizaciones de empresas, no dispone de este indicador, recibiría menos visitas. El PER es tan seguido ya que es muy fácil de calcular, rápido e intuitivo. ¿Cómo aparentar ser un “inversor profesional”, sin saber nada de finanzas?, acuda al PER y acto seguido sabrá si una acción es cara o barata. Podrás “chulearte” delante de tus amigos sobre tus conocimientos de finanzas. En fin… estoy siendo sarcástico.

Pero para saber e interpretar correctamente el PER, es necesario tener presente varios aspectos que el “inversor profesional que no sabe nada de finanzas”, debería saber:

.Interpretación:
-El PER muestra la cantidad de veces que el beneficio está contenido en el precio total de la empresa. Por ejemplo, si una empresa cotiza a PER 9x, significa que el precio de cotización de la empresa es 9 veces mayor, al de los beneficios conseguidos por la empresa.

-Otra forma de interpretarlo: El PER puede ser considerado el número de años que tardaría un inversor en recuperar su inversión inicial, si es que la empresa repartiera el 100% de sus beneficios en dividendos y sin tener en cuenta el efecto de la retención fiscal. Por ejemplo, si decides comprar la empresa ABC, SA cuando cotiza a un PER 10, significa que tardarías 10 años en recuperar tu coste de compra inicial, si es que ABC, SA repartiera el 100% de su beneficio por medio de dividendos.

.Otros aspectos importantes:
-El PER es una relación que usa en el numerador el precio que establece un conjunto de compradores y vendedores. La ley de la oferta y demanda impera en la bolsa, con todo lo que conlleva eso: psicología inversora en su máxima expresión.

-El PER es una relación que usa en el denominador los beneficios empresariales. Pero los beneficios empresariales están sujetos a amortizaciones/depreciaciones o gastos excesivos que no tienen por qué reflejar el verdadero estado de la capacidad de generación de beneficios en las empresas.

-Básicamente, si una empresa cotiza a un PER elevado, significa que está cara. Esta frase es válida si la tomas con muchas salvedades y matices, ya que esta frase puede llevarte a engaño como veremos más adelante. Pero desgraciadamente es así como el “inversor profesional que no sabe nada de finanzas” lo suele interpretar.

-Un PER alto, no necesariamente es indicativo de empresa cara. ¿Por qué hay empresas que se venden a PER 289 (Netflix-31/otc/2015) o PER 907 (Amazon-31/otc/2015), y los inversores siguen comprando y comprando?.

-Un PER bajo, no necesariamente es indicativo de empresa barata. Una empresa que cotice a PER 2 (Century-31/otc/2015), puede ser cara.

-PER alto, PER bajo, no es un indicativo del verdadero potencial de revalorización de la empresa.

-Al ser un ratio muy utilizado, encierra un fuerte componente psicológico: lo que todo el mundo usa, deja de ser de utilidad en los mercados financieros.

-El PER, suene ser alto en empresas con crecimientos altos, y suele ser bajo en empresas con crecimientos bajos. En las empresas cíclicas el PER suele mostrar lo contrario a la propia lógica del ratio: PER alto muestra empresas caras y PER bajo es indicativo de empresas baratas.

-Los PER´s de cada industria suelen ser dispares. Considerar un número PER estándar de 15, para clasificar a una empresa como cara, no es lógico, ya que las diferentes industrias cotizan a diferentes relaciones precio-beneficios (PER). Si una empresa cotiza a un PER 10, pero su sector cotiza a PER 5, podría decirse que la empresa cotiza cara. Comparar un PER de una empresa de una industria, con otra empresa de otra industria, es como comparar gallinas con cerdos. Si quieres comparar la calidad de un cerdo, deberías de coger otro cerdo, no una gallina.

-El PER puede verse influenciado por los tipos de interés del momento. Si los tipos de interés son bajos, el inversor suele pagar más (a PER más alto) por las acciones. Si los tipos de interés son altos, el inversor suelen pagar menos (a PER más bajo) por las acciones. Todo esto está relacionado con el coste de oportunidad.

-Un PER alto en empresas con alto crecimiento, puede ser un síntoma de empresas correctamente valoradas. Un PER mayor al crecimiento puede indicar que la empresa está sobrevalorada.

-Para mí la mejor forma de utilizar el PER es compararlo con sus PER´s históricos. ¿Cómo? Viendo si una empresa está cotizando a niveles de años anteriores o por el contrario cotiza a un mayor o menor PER. Esto te indicaría si el nivel de hoy, está en línea con lo que otros inversores pagaron en el pasado.

En general, comprar a PER´s bajos te quitaría un montón de dolores de cabeza y viceversa. Si un PER es muy alto, para justificar pagar ese nivel, la empresa debería de poder incrementar sus beneficios a ritmos muy altos. Si una empresa cotiza a niveles de PER muy altos que no son acompañados por altos crecimientos de beneficios, lo más probable es que tarde o temprano, la cotización caiga drásticamente. La bolsa, se puede mantener irracional durante un tiempo, pero no durante todo el tiempo. ("The truth is never as extreme."). El peligro de comprar a un PER alto es que, tal vez la cotización esté justificada, ya que la acción descuente el buen crecimiento futuro, pero ¿y si ese crecimiento futuro no se da y, por el contrario, los beneficios en lugar de crecer, bajan?, ahí está el peligro de comprar en base a expectativas de crecimiento muy optimistas, en lugar de comprar en base a un Valor Intrínseco Conservador.

¿Qué es el Crecimiento de los beneficios de una empresa?

Las expectativas de beneficios futuros es el gran concepto erróneo que está en la mente de los “inversores expertos que no saben nada de finanzas”. ¿Quién puede predecir un alto crecimiento de beneficios?. Todo inversor quiere conocer qué nivel de beneficio tendrá Inditex en 2025. Si el beneficio crece, lo más normal es que el precio de la acción crezca, ¿no?.

Al tener la necesidad de conocer los beneficios futuros, la industria financiera tiene empleados a cientos y cientos de personas dedicadas a la predicción y proyección de los beneficios empresariales futuros.

Aún así, creo firmemente en que nadie puede predecir el comportamiento futuro de los beneficios empresariales. Unas veces, se podrá intuir hacia donde irán (si estas conduciendo y al mirar por el espejo retrovisor ves que hay curvas, lo más probable es que al mirar de nuevo al frente, te encuentres con curvas), otras se comportarán de forma imprevista. Al final lo que importa es, conocer la forma en que la empresa genera esos beneficios.

¿Qué relación hay entre el Precio, el Beneficios y el PER de una empresa?

Peter Lynch escribió en su libro Un paso por delante de Wall Street: “Una forma rápida de saber si un título está sobrevalorado es comparar el gráfico de precios con el de beneficios. Si usted compró empresas de crecimiento típicas, cuando el precio de la acción estaba muy por debajo de los beneficios, y las vendió después, cuando el precio se había puesto muy por encima, lo más seguro es que le haya ido bastante bien.”

Si se realiza un gráfico superpuesto de cotización y beneficios, en donde, 1 euro de beneficio equivaldría a 15 euros en el precio de la acción, se puede llegar a ver esta relación. La forma de interpretarlo sería el siguiente: Si la línea de cotización está muy por debajo de la línea que muestra los beneficios, estaremos ante una empresa infravalorada. Por el contrario, si la línea de cotización está muy por encima de la línea que muestra los beneficios, estaremos ante una empresa sobrevalorada. Entonces, el momento de comprar sería el momento cuando la línea de precio cae por debajo de la línea de beneficio.

Otro concepto parecido a este que acabo de explicar es el PEG (Precio/Beneficio sobre crecimiento) que lo expliqué en el artículo titulado “Peter Lynch: El "PER especial" - PEG

Conclusiones finales:

Todo buen inversor debe usar todas las herramientas a su alcance para optimizar su operativa bursátil. Conocer el PER y su correcta interpretación es fundamental. Para interpretarlo bien, es necesario conocer la generación de beneficios de la empresa y como sostendrá su crecimiento en el futuro.

Muchísimas gracias por leerme, y si quieres podrías demostrar que aprecias mi esfuerzo, compartiendo el artículo con tus amistades y contactos de email, Facebook, Twitter, etc. Y no olvides seguirme en mis redes sociales o Inscribirte vía email al Feed (lista de correo electrónico), para no perderte ninguna nueva publicación. 

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Crees que el PER es un ratio útil para el inversor inteligente?, ¿Cómo mejorarías el ratio PER?

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo.

Ánimo a todos y ¡esperanza!

AnalistoADS

Otros artículos relacionados con este post, elegidos por mí y que te pueden ser útiles:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...