Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

Warren Buffett y sus dos categorías de empresas

Warren Buffett y sus dos categorías de empresas

Warren Buffett, aparte de ser un gran inversor, siempre ha sido un amante de la comunicación. Disfruta atendiendo las preguntas de sus oyentes. Parte de su sabiduría se puede encontrar en sus cartas a sus accionistas que publica cada año y que se pueden encontrar en la web de su empresa, Berkshire Hathaway. Hoy quiero escribir respecto a un tema bastante interesante. La existencia de dos categorías de inversión. Dos tipos de empresas que pueden traer buenos resultados para el inversor. Dichas categorías son: +
| Publicado: 21/oct/2015 | Actualizado: xx/xxx/xxxx
Las dos principales categorías o tipos de empresas:

“The empire would have been larger, but the citizenry would have been poorer.” Warren Buffett

Warren Buffett en su carta a los accionistas de Berkshire Hathaway  de 1981, definió lo que para él fueron las dos principales categorías en la inversión en empresas cotizadas.

Categoría 1: Las empresas inevitables

Empresas que se adaptan a cualquier entorno de precios. Sus características son:

1) Su excelente capacidad para aumentar los precios con bastante facilidad (poder de fijación de precios), incluso cuando la demanda del producto es plana y la capacidad productiva de la empresa no es usada a pleno rendimiento. No existe el temor a una pérdida significativa de la cuota de mercado o una disminución en el volumen de ventas ya que estas empresas están muy arraigadas en el subconsciente de los consumidores (lo importante es la cuota de mente, no la cuota de mercado).

2) Gozan de incrementos importantes en el volumen de ventas en unidades monetarias, en lugar de en volumen de ventas en unidades físicas, con apenas incremento en la capacidad productiva adicional.

Ejemplos de empresas inevitables: Coca-Cola, Philip Morris, Moodys, etc. Son esa clase de empresas que proveen de productos o servicios que están muy arraigados en la mente del consumidor (lo que Buffett llamó “Cuota de Mente”) o que ofrecen servicios o productos percibidos como únicos por el cliente (lo que comúnmente se conoce como “Puente de Peaje”).

Categoría 2: Los sapos

Empresas que son gestionadas por excelentes gestores de negocios. Sus características son:

1) En palabras de Buffett: “Gestores que reconocen un Príncipe Azul disfrazado de un Sapo”. Los Príncipes Azules son empresas excepcionales que han caído en desgracia temporal y se ven como Sapos. Los gestores que suelen ver esta clase de inversiones suelen también, ser muy cuidadosos con los recursos que tienen para realizar inversiones. Cuando ven una oportunidad, se lanzan sin pensarlo dos veces. Pero cuando no encuentran oportunidades de compra, suelen gastar su efectivo en recomprar las propias acciones de las empresas que dirigen.

Ejemplos de empresas sapos: Harley-Davidson, AIG, Las Vegas Sands, etc. En esta categoría de empresas, pueden tener cabida lo que Peter Lynch llamó “Turnaround”, o empresas que renacen de sus cenizas.

Estas dos Categorías de empresas tienen un denominador en común: consiguen generar excelentes márgenes operativos con poca inversión en capital, con alta rentabilidad sobre su patrimonio y con un uso de deuda casi nulo.

Reflexionando sobre el tema:

¿En qué empresa invertiría mis ahorros?

Warren Buffett y Peter Lynch respondieron a esa pregunta con la ya célebre frase: “Deberías invertir en negocios que incluso un idiota pueda manejar, porque algún día un idiota lo manejará”.

No estoy en contra de buscar esos Sapos que describe Buffett, pero las personas que transforman un Sapo en un Príncipe Azul no estarán eternamente en la corporación. Será la propia empresa que nos sobreviva a todos. La empresa será la que mantenga su propia esencia y su propia capacidad de generar rendimientos excepcionales con el pasar de los años. Además, no siempre la Coca-Cola de turno, tendrá un buen CEO al frente. A veces, no, a veces sí. Por ello, creo que hay que elegir empresas que en los momentos en donde no se tenga una buena dirección, la estructura empresarial no se resienta demasiado y pueda “capear el temporal” sin muchos problemas y salir, de esa forma airosa de los problemas temporales.

I think it’s dangerous to rely on special talents — it’s better to own lots of monopolistic businesses with unregulated prices. But that’s not the world today.” Charlie Munger

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Sabes de algún CEO español que sea capaz de transformas a un “Sapo” en un “Príncipe Azul”?

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo ¡Recuerda COMPARTIRLO en tus redes sociales!.

Ánimo a todos y ¡esperanza!

AnalistoADS

Otros artículos relacionados con este post, elegidos por mí y que te pueden ser útiles:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...