Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

¿Qué mueve al mercado de valores? Según Peter Lynch

¿Qué mueve al mercado de valores? Según Peter Lynch

De nuevo Peter Lynch, nos da otra clave para entender la Bolsa de Valores. ¿Qué es lo que mueve al Mercado de Valores?, es la pregunta que intenta responderse. Y al parecer Peter Lynch encontró la respuesta en sus años como gestor de fondos. Fue tal su éxito que pudo retirarse a sus 46 años para dedicarse a obras de caridad. Un ejemplo a seguir en todos los sentidos, ¿no creéis?. ¿Vamos al lio?.


¿Qué mueve al mercado de valores?:

Para Peter Lynch las dos palabras más importantes a la hora de analizar una empresa son estas: Beneficios y Activos. Si, si, eso es, considera importante saber a qué se dedica la empresa para descubrir qué es lo que le hace ser especial, pero… al final del día, todo se ve reflejado en el crecimiento de los activos y de los beneficios. Después de años, al final el mercado de valores reconocerá los crecimientos de los activos y de los beneficios de las empresas.

El activo son todos los bienes tangibles e intangibles que tiene una empresa. Además de servir como seguridad al transformarse en efectivo en caso de liquidación, sirven como generadores de ingresos.

Cuando se compra una acción, lo que realmente se compra, no es un “trozo de papel”, sino una porción en la propiedad de una empresa con activos físicos generadores de dinero.

“La cotización sigue a las ganancias.”

El gráfico de Peter Lynch: Lynch introdujo en su época, un gráfico en el que se viera el precio de cotización de una empresa y el crecimiento de los beneficios de dicha empresa. Concluyó, a la luz de los gráficos comparativos (beneficio vs precio cotización) que: la evolución de la cotización corría de forma pareja al incremento en los beneficios. Y aunque a veces el precio de cotización de la acción se separe mucho de la línea de beneficio, al final se vuelven a acercar.

Los beneficios serán los que, a largo plazo, decidan el destino de una acción”, sentenció.

Otro dato. En su libro titulado One up on Wall Street comentó que el aumento en los beneficios por acción de las compañías cotizadas da como resultado un “efecto mágico sobre el precio de la acción”.

Reflexionando sobre el tema:

En su época, Peter Lynch llegó a la conclusión que a largo plazo siempre, siempre el precio de cotización de una empresa sigue a la evolución de los beneficios de dicha empresa. En cierta forma, esto sería cierto en un mundo “perfecto” e idílico, me explico.

El mundo, tal como está concebido, tenemos al capitalismo “gobernando” las decisiones mundiales. No digo que sea bueno o malo. Lo que está claro es que el “tinglado” se mueve a base de crecimiento económico. Dicho crecimiento económico está basado en crecimiento poblacional, crecimiento en datos macroeconómicos y en datos microeconómicos. La razón de la existencia de las empresas, ¿cuál es? ¿conseguir el máximo beneficio?. En cierta forma al parecer es así. Pero cuando vemos las memorias anuales de empresas que cotizan en bolsa y comparamos el dato de “beneficio” con sus precios de cotizaciones, a veces te das cuenta  que hay algo que no cuadra en la afirmación anterior.

Siempre hemos estudiado que la razón básica de una empresa es maximizar sus beneficios, pero te pongo algunos ejemplos (que más adelante complementaré con gráficas).

Grandes Corporaciones: tipo GE o grandes farmacéuticas quieren siempre el máximo beneficio para poder compensar a sus accionistas con dividendos. Me parece muy muy loable, es un gesto a tener presenta para analizar una empresa.

Pero llevamos unos años que parece que eso de maximizar beneficios no está de moda. Ahora se llevan las empresas que prefieren MAXIMIZAR VENTAS. Ahí podría entrar el sector tecnológico.

Empresas Tecnológicas: últimamente, el crecimiento en ventas, lo es todo. Se prefiere aumentar ventas, sin importar el incremento en costes. -“Cuantas más ventas se hagan, más subiéremos en bolsa”- dicen los directivos (o eso es lo que creo que piensan). Empresas tan populares como Amazon, Netflix, Facebook, algunas bio farmacéuticas, se centran en VENDER, VENDER y dan al beneficio poca importancia a tal grado que suelen presentar cuentas con beneficios cero o incluso con pérdidas. No les importan los costes, solo quieren aumentar ventas con la esperanza que en algún futuro, pueden empezar a aumentar precios para, así aumentar márgenes, sin que sus clientes se vayan a otros competidores. Además, es una estrategia (aumento de ventas, pero con beneficio minúsculo) y una forma, que tienen las empresas de gestionar su fiscalidad. No beneficios, por tanto no pagan impuestos y se guardan posibles opciones fiscales para que en el futuro, cuando tengan beneficios puedan desgravarse o deducirse. Vamos, todos estos enjuagues fiscales, a penas los entiendo, pero son así, a grandes rasgos. Amazon sin ir más lejos, creo que nunca ha dado un beneficio realmente notorio, a pesar que cada año incrementa sus ventas más y más. De hecho muchos años, sus beneficios son ridículos (2014 $-241 mill., 2013 $274 mill., 2012 $-39 mill., 2011 $-631 mill.), pero sus ventas suben y suben (2014 $88,988 mill., 2013 $74,452 mill., 2012 $61,093 mill., 2011 $48,077 mill.). Y su cotización, ya ni te cuento (en 2012 178,42 hasta los 580.57 como cota máxima en 2015, o un, aproximadamente 190% de rentabilidad acumulada)

Recompras de acciones y rumores de fusiones y adquisiciones entre empresas: a veces, ni el crecimiento en ventas, ni el crecimiento en beneficios son los causantes del aumento en el precio de las acciones. Hay otras dos formas de aumentar el precio de cotización sin un aumento real en las ventas o en beneficios. Actualmente, está muy de moda las continuas compras de acciones que hacen las empresas a sus propias acciones (recompras de acciones o buyback/share repurchase). Así se aumenta el beneficios por acción sin que realmente el negocio crezca tanto en ventas como en beneficios. Algunos casos que me vienen a la cabeza son los que se dan en la industria tabaco, industria textil, las típicas IBM´s, etc. La otra forma es por medio de adquisiciones de empresas más pequeñas (táctica muy usada por Cisco, en sus años mozos) o por medio de macrofusiones tipo… Gas Natural-Unión Fenosa, Exxon-Mobil, Conoco-Phillips Petroleum, Pfizer-Wyeth, etc.

Conclusiones finales:

Al final del día lo que importa realmente a un inversor particular (que es el punto de vista con que escribo el blog AnalistoADS) es que el precio de las cotizadas suban. Da igual el motivo, lo importante es saber estar en la empresa indicada en el momento indicado. Si sube por que X empresa ha logrado un super contrato, o ha descubierto un medicamento contra la tristeza mundial, o ha logrado reducir sus costes al mínimo con un proceso productivo revolucionario, etc, me da igual. Lo que quiero es ver empresas que crezcan según sus datos pasado, para intentar predecir de forma muy conservadora su evolución futura y que coticen por debajo  del Valor Intrínseco Conservador que establezca según esos crecimientos. Con eso soy feliz.

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Son los beneficios o las ventas lo que mueven los mercados de valores?

¿Te pareció interesante el tema que hemos tratado hoy? COMPARTE el artículo, entonces. Es una forma de compensar el esfuerzo que estoy dedicando al blog. Tu participación es importante.

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo.

Ánimo a todos y ¡esperanza!

AnalistoADS

Otros artículos relacionados con este post, elegidos por mí y que te pueden ser útiles:
Psicología humana y su relación con la bolsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...