Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

Los dividendos y la relación con la Teoría de la Agencia

Los dividendos y la relación con la Teoría de la Agencia

¡Buenas a todos!, inversores ávidos de conocimiento. Hoy me voy a poner un poco teórico y voy intentar dar mi punto de vista respecto a un tema que me parece fascinante, ya que es un punto que no se le suele dar mucha importancia, cuando se va a analizar una empresa. Por ello, y como escribí en su día en acerca de…, quiero escribir algunas líneas.

Teoría de la Agencia: consiste en que, cuando una de las partes (agente-directivo) acuerda actuar en beneficio o interés de otra (principal-propietario) a cambio de una contraprestación. Por tanto, el agente dirige la empresa del propietario-accionista.
Pero, existe un posible problema:
Los intereses de los Directivos (que suelen ser maximizar su interés propio por medio de remuneración, puesto, prestigio, sobreinvertir…) no estén alineados con los intereses de los accionistas / propietarios (maximizar el valor de la empresa).

¿Cómo se puede mitigar o eliminar ese problema?
Ligando la remuneración de los Directivos, a la evolución de los resultados de la empresa. Esto hace que el Directivo tenga que “jugarse” su salario de igual forma que lo hace el accionista o propietario, tomando decisiones, mediante:
o   Política Stock Options
o   Salario vinculado a objetivos

¿Cómo se sabe, si los Directivos dirigen la empresa pensando en los Propietarios de las empresas que dirigen?
-Los Directivos (no propietarios de un gran porcentaje de la empresa) no derrochan recursos de la empresa.
-Vigilancia de la política del dividendo: como los accionistas o propietarios pueden no tener una información exacta de la evolución de la empresa (asimetría de información entre directivos-propietarios), al vigilar el dividendo se puede llegar a saber, el comportamiento a largo plazo de la empresa.

Los dividendos actúan como señal de salud económica y financiera de la empresa:
Pondré, 2 ejemplos de una empresa que funciona bien y otra que no funciona bien, y analizaré su comportamiento:

Política de dividendos relacionada con una empresa que va bien:
o   Dividendos anualmente repartidos deberían ser menores a sus beneficios anuales.
o   El porcentaje de incremento del dividendo debería ser constante cada año.
o   Si el dividendo repartido es mayor al esperado, el accionista tiene una base objetiva para suponer que la eficacia de la empresa va en aumento.

Política de dividendos relacionada con una empresa que va mal:
o   Dividendos anualmente repartidos son mayores a sus beneficios.
o   El porcentaje de incremento del dividendo es errático cada año.
o   Acudir al endeudamiento para pagar el dividendo.
o   Si el dividendo repartido es menor al esperado, el accionista tiene una base objetiva para suponer que la eficacia de la empresa va decreciendo.

Gordon, prestigioso economista americano dijo en su “Tesis del Dividendo”: el valor de las acciones puede aumentarse con una adecuada política de dividendos (P.D.) y sentenció que:

a)     Si la rentabilidad de las nuevas inversiones empresariales coincide con la rentabilidad del mercado, la P.D. es irrelevante (el valor de la empresa no se ve afectado por la P.D)
b)     Si la rentabilidad de las nuevas inversiones es mayor que la rentabilidad del mercado, conviene reducir el “pay-out” y dedicar el beneficio a autofinanciación.
c)     Si la rentabilidad de las nuevas inversiones es menor a la del mercado, hay que distribuir todo el beneficio como dividendo, ya que la rentabilidad que se podría obtener con ellos en el seno de la empresa es inferior a la del mercado.

Política de dividendos como punto de inflexión en la empresa:
Si una empresa reparte dividendos, podría ser indicativo de:
            -Tiene una posible mejor planificación financiera-económica.
            -No derrocha dinero.
-Directivos recordarán que actúan a favor de sus accionistas y que ellos mismos (los directivos) no son los propietarios.
-Aviso de posibles cambios de políticas empresariales.
Si se aumenta el dividendo: el accionista tiene motivos para tener una visión optimista del futuro de la empresa.
Si se baja el dividendo: el accionista tiene motivos para tener una visión pesimista del futuro de la empresa, o existe un cambio de política para retener beneficios a favor de la realización de nuevas inversiones.
Si se deja de pagar el dividendo: podría ser indicativo de que se busca autofinanciación interna, por medio de beneficios retenidos para cambiar la situación actual de la empresa
Ante situaciones negativas dentro de la empresa, el último cambio que se suele hacer es en, la política de dividendos. La bajada de dividendos hace que, las cotizaciones en bolsa bajen, y por tanto los accionistas ven disminuido su patrimonio.

En la práctica, no siempre es así, por ejemplo:

Aquí, tienes 5 empresas que cotizan en EEUU.
-3 de ellas (AVON, HARLEY-DAVIDSON, GENERAL ELECTRIC), bajaron su dividendo, coincidiendo con el inicio de su recuperación en la cotización, ¿casualidad?.
-Por otro lado, HP, mantuvo su dividendo, no subiéndolo. Acto seguido, su cotización empieza a subir. De nuevo, ¿fue casualidad, coincidencia?...
-El último ejemplo es APPLE, si te das cuenta, empezó a dar dividendos, y este hecho hizo, que su cotización se resintiera durante más de medio año.

Conclusión:
Hay bastantes ejemplos reales, que refrendan este tema. Si una empresa corta sus dividendos o los rebaja, no quiere decir necesariamente, que la cotización vaya a bajar más. Y viceversa.

o   AVON PRODUCTS:

o   HARLEY-DAVIDSON:

o   GENERAL ELECTRIC:

o   HP:

o   APPLE:

<------------------------>
¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Crees que un recorte/eliminación del dividendo en una empresa, es algo positivo o negativo?

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...