Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

El Interés Compuesto

El Interés Compuesto

El interés compuesto, según Albert Einstein es la “mayor invención de la humanidad por permitir una sistemática y confiable acumulación de riqueza, cuando se trabaja con 100% de crecimiento, se parece a la multiplicación celular”.

En la multiplicación celular, primero la célula es 1 sola y luego se multiplica en 2, luego en 4, luego en 8, luego en 16, luego en 32, luego en 64, luego en 128, luego en 256, luego en 512, luego en 1024, luego en 2048, luego en 4096, luego en 8192 y así en adelante. O sea, siempre el doble, más el doble.+

|Publicado: 30/ago/2015 | Actualizado: 13/sep/2015
El interés compuesto es el mayor aliado en inversión. Reinvertir a tasas cada vez mayores, hace que los resultado en nuestros ahorros sean muy satisfactorios.  En el interés compuesto, los intereses que se van consiguiendo se unen al capital inicial de forma acumulativa para ser reinvertidos automáticamente.

Por ejemplo, de una inversión inicial de 10 euros el primer año, consigo una rentabilidad (unos intereses) de 10%, o 1 euro. Para el año dos, tendré un capital de 10 euros más 1 euro de rentabilidad del año 1, sumando un total de capital de 11 euros. Pues, en ese año dos, tendré un capital de 11 euros que será reinvertido, nuevamente al 10%, consiguiendo 2.1 euros de rentabilidad nuevamente, sobre el capital inicial.

Vale…., invertir a un 10% es “fácil”, pero nadie puede invertir a un 100% de rentabilidad de forma consistente, pero ¿y a un 5% o 10% o 20%?

¿Cuál sería el valor del oro si fuese tan abundante como el hierro? Hay cosas que son sólo para muy pocos privilegiados e invertir a tasas del 100%, es muy muy difícil.

El interés compuesto es como plantar una semilla, que ésta crezca y se haga árbol y a su vez el árbol dé semillas que se puedan plantar, y así sucesivamente. Ahora, ¿necesitamos la semilla para comer? O podemos permitirnos el lujo de “reinvertirla” y plantarla en otro lugar para que crezca en un árbol.

Planta la semilla del árbol, no te comas la semilla”.

La semilla se ha hecho para plantarse, no para comerse.

Elije plantar tus semillas en un clima cálido y fértil, por ejemplo: en un lugar en donde haya conocimiento del funcionamiento del dinero, estabilidad mental, preparación académica (de cualquier tipo) y no seas un borrego u oveja que se deja llevar por las masas. ¡Claro!, debes plantarla en tu cabeza (de forma metafórica J)

Ponte objetivos realistas de rentabilidad y lucha por ellos.

Quien tenga un objetivo, puede ser que no llegue exactamente adonde desea, pero, con seguridad, llegará a algún lugar. Sin embargo, el que no tiene objetivo alguno, ciertamente no llegará a ningún lugar.

¿Qué tengo que hacer para invertir a un interés compuesto?:

Los requisitos son:

1. Tener "algo" que invertir (¡money!).

2. Invertirlo (en un activo de su elección).

3. Reinvertir los intereses (dividendos, rentas, plusvalías generadas por ese activo elegido).

4. Volver al punto nº1 y seguir la secuencia (¡de forma infinita!).

Ejemplo gráfico:

Inversión Tipo 1: Supongamos que tenemos ahorrados 1000 € y los queremos invertir a una rentabilidad mayor a la de un depósito o mayor al de tenerlos debajo del “colchón”, por tanto decidimos invertirlos en… ¡bolsa! (que pensabas que iba a decir…). Somos capaces de sacar un 8% de rentabilidad anual durante los periodos de tiempo de 10 años, 20 años, 30 años y 40 años. Un 8% es la rentabilidad que ha generado un índice como el S&P 500 desde su creación en el año 1789.

Interés
8%
Año 0
1000 €
Año 10
2,159 €
Año 20
4,661 €
Año 30
10,063 €
Año 40
21,725 €

Inversión Tipo 2: Supongamos que tenemos ahorrados 1000 € y en lugar de invertirlos en un ETF o fondo índice que replique el S&P 500, los queremos invertir eligiendo nosotros las compañías. Sabemos que la media del mercado genera anualmente una rentabilidad del 8%, pero dentro de la media se encuentran empresas excelentes, pero también mediocres (no todo puede ser color de rosa, ¿no?). Por tanto elijemos empresas con buenas perspectivas; con nuestras elecciones conseguimos tener una obtener una rentabilidad media anual del 10%. Al ser nosotros mismos los poseedores de las acciones, podremos disfrutar del pago de los dividendos de esas empresas, que reinvertiremos  en esas mismas acciones. Suponiendo que nuestra cartera de acciones obtiene una rentabilidad por dividendo del 4.3% anual (media de los últimos 60 años). Si conseguimos esa rentabilidad por vía de apreciación del capital (10%) más  la rentabilidad anual procedente del dividendo (4.3%) durante los periodos de tiempo de 10 años, 20 años, 30 años y 40 años, obtenemos que:

Interés
10%
Rentabilidad inicial por dividendos
4.3%
Año 0
1.000 €
Año 10
3.952 €
Año 20
15.615 €
Año 30
61.704 €
Año 40
243.826 €

Inversión Tipo 3: Supongamos que tenemos ahorrados 1000 € y en lugar de invertirlos en un ETF o fondo índice que replique el S&P 500, o en unas acciones que nos dan una rentabilidad del 10%, unido a una rentabilidad inicial procedente de sus dividendos del 4.3%, los queremos invertir en empresas que se revalorizan además del 10% y un 4.3% de rentabilidad del dividendo, incrementan su dividendo un 8% anual (crecimiento promedio del dividendo). A medida que una empresa excelente aumenta sus ventas, aumentará sus beneficios y por tanto sus dividendos. Además seguimos reinvirtiendo esos dividendos en comprar más acciones. Obtendremos estos resultados:

Interés
10%
Rentabilidad inicial por dividendos
4.3%
Crecimiento del dividendo anualizado
8%
Año 0
1.000 €
Año 10
4.084 €
Año 20
16.678 €
Año 30
68.110 €
Año 40
278.151 €



Conclusiones:

1.     La inversión del Tipo 1, arroja una rentabilidad acumulada del 216% en 10 años o de 2.159 €.
2.     La inversión del Tipo 2, arroja una rentabilidad acumulada del 395%% en 10 años o de 3.952 €.
3.     La inversión del Tipo 3, arroja una rentabilidad acumulada del 408% en 10 años o de 4.084 €.
4.     Comparando las inversiones del Tipo 1 y 2 o 3, el dicho “más vale pájaro en mano que ciento volando” se ve muy bien clarificado. Es preferible invertir en acciones (Tipo 2 y 3) que den dividendo, para reinvertirlo y así tener más acciones que den dividendos … que invertir en acciones que no dan dividendo (Tipo 1).
5.     A igualdad de rentabilidad por apreciación del capital (Tipo 2) y la suma de rentabilidad por apreciación del capital más rentabilidad procedente de los dividendos (Tipo 3), siempre es mejor la segunda.

Variante interesante:

Y si, se comparan 2 acciones, ¿cuál dará mejor resultado para nuestra cartera de inversión?:
Acción 1 se invierte en una empresa que se revaloriza de forma anual un 8% o
Acción 2 se invierte en una empresa que sus acciones se revalorizan un 3.7% anualmente, pero dispone de una rentabilidad por dividendo (dividend yield) del 4.3% estable.

¿Cuál piensas que daría mejor resultado?, la que se revaloriza un 8% (Acción 1) o la que se revaloriza un 3.7% pero cuenta con un dividendo yield del 4.3% (Acción 2)?.... la respuesta es… Acción 2!!!. Acción 1 al cabo de 10 años genera 2.159 €, la Acción 2 al cabo de 10 años genera 2.191 €

Conclusión: se preferiría, hasta cierto punto empresas que dan dividendos a empresas que no dan dividendos.

NOTA:

1. La diferencia entre reinvertir los intereses o gastarlos es BRUTAL con el paso del tiempo.
2. Gastar los intereses parece algo inofensivo y el efecto que esto tiene sobre los resultados a medio plazo pasa casi desapercibido, pero a largo plazo hace la diferencia.

La regla 72:

Es una sencilla manera de saber cuántos años tardaría una inversión en doblar su valor. Por tanto, es una regla que muestra el potencial del interés compuesto a largo plazo. Es una regla a la que se han referido, de forma pública, algunos inversores muy famosos, como Peter Lynch y Walter Schloss.

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Es posible ser un inversor tan constante como para conseguir que actué el interés compuesto?

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo.

Ánimo a todos y ¡esperanza!. Recuerda compartir si te ha sido de utilidad el post.

AnalistoADS

Otros artículos que te pueden ser útiles:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras...