Recibe las actualizaciones de artículos por el EMAIL y sigue AnalistoADS:

c

El Cazador Cazado: el Señor Pedro

El Cazador Cazado: el Señor Pedro


Hace miles de años, andaba por la tierra un señor llamado, Señor Pedro. Señor Pedro, era un hombre afable, que se dedicaba a cazar elefantes. Fue su profesión durante años. Creía en su experiencia para estar en el momento oportuno y así disparar el rifle, para hacerse con un gran elefante. A fuerza de errores, aciertos, paciencia, experiencia, logró tener más porcentaje de acierto en sus cacerías.
Cierto día, se levantó por la mañana y entendió que ese era el día para intentar una caza de un gran elefante. Debido a sus análisis y estudios, realizados previamente, relacionados con el comportamiento de los elefantes, decidió salir y situarse en una colina cercana a su casa, en donde él sabía que solían pasar elefantes de vez en cuando.

Estuvo esperando horas y horas, con paciencia, paciencia o letargo que rozaba casi la “holgazanería”. Él se escudaba diciendo: “para que buscar otro lugar, si sé por experiencia propia y a la luz de mis análisis y estudios establecidos con antelación que, algún elefante tendrá que pasar por aquí tarde o temprano”.

Pasaron horas y horas hasta que al final apareció el elefante tan deseado. Señor Pedro, lo divisó y mantuvo la compostura. Perfiló al animal con su merilla y le estuvo observando un largo tiempo. Pasaron horas y Señor Pedro, no le tembló el pulso. No se puso nervioso, esperó al momento oportuno. Dicho momento ocurrió, Señor Pedro logró su tan ansiado objetivo. Meses y meses esperando, hasta que pudo encontrar su recompensa, ese mismo día.

FIN

Como puedes leer, esta historia está hecha a modo de analogía relacionada al mundo de la bolsa de valores que os toca a vosotros relacionar y comentar, si queréis. 

Quiero terminar el artículo con una célebre frase de Warren Buffet:

Sea temeroso cuando otros son codiciosos, y sea codicioso cuando otros sean temerosos”

¿Qué piensas respecto al tema, después de leer esto?:
¿Vale la pena esperar y esperar a la “presa” idónea?, te animo a que compartas con todos nosotros tu interpretación de esta historieta, en los comentarios, porque hay mucha “miga” en ella.

Espero que hayas disfrutado leyendo el artículo, tanto como yo escribiéndolo

Ánimo a todos y ¡esperanza!

AnalistoADS

Otros artículos que te pueden ser útiles:

2 comentarios:

  1. Podemos conformarnos con menos que un elefante ¿no, Analisto?

    ResponderEliminar
  2. Hola Claudio,

    Encantado de tenerte por aquí. Si..., se me fue un poco los dedos al escribir la historia del Señor Pedro. Pero creo que en cierta forma, esta historia refleja lo que deberíamos hacer cada uno de nosotros, al querer invertir en bolsa. Hacer nuestro trabajo y tarde o temprano podremos recoger frutos.

    ¿Conformarte?, hombre cualquier de nosotros puedes comprar "parte de un elefante", eso es la magia de la bolsa. Poder ser socios de las mejores empresas mundiales con una participación de, digamos ~$40 para el caso de Coca Cola. Claro, depende de nuestra capacidad de inversión. Inversores modestos (como yo), con minúsculas participaciones estamos contentos. Otros como Warren Buffett, "caza" elefantes enteros.

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un saludo

    AnalistoADS

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras...